Yogamama 

14/10/2016 § Deja un comentario


“Ahora este es tu yoga”. Varios colegas yogis me han dicho estas palabras en los últimos meses, desde que Frida nació, y refiriéndose a ella. Yo cada vez he puesto cara de estar absolutamente de acuerdo y he respondido  “sí, sí claro!”

Honestamente? No entendía qué me querían decir (pero estaba convencida de lo contrario!) Yo quería practicar mis asanas y mis respiraciones y no sabía de dónde sacar el tiempo. Estaba frustrada. Y combatía esa frustración intuitivamente, perdonándome no ser una súper mamá que hace de todo y súper bien, encontrando la alegría más profunda en poder dedicarle mi atención total a la pequeña, cultivando la paciencia y la aceptación en situaciones nuevas e inesperadas (y estresantes), aprendiendo a escuchar a mi pareja en momentos de tensión, ofreciendo mi atención y amor a cosas que me ponían nerviosa (como cocinar sano o arreglar la casa)…

Ahora, ha pasado casi año y medio desde el nacimiento de mi hija, y finalmente lo he entendido. Crecer es mi yoga. Aprender es mi yoga: a escuchar(me), a respetar(me), a tener compasión y amor incondicional por mí y por los que me rodean, dejar de desear cosas o circunstancias que no son y sentir el corazón lleno con lo que soy y lo que es. Ese es mi yoga. 

Y mi gurú es la pequeña Guerrera Planetaria. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Yogamama  en .

Meta

A %d blogueros les gusta esto: